ENPORTADA
A+ A A-

Vino y literatura: un símbolo eterno

Valora este artículo
(5 votos)

El vino es más que una bebida, incluso más que una exquisitez. En primer lugar es eso, el lugar, el paisaje que configura, según el geógrafo británico Cosgrove, “un producto cultural muy complejo y cargado de ideología”. Y con esa base el cultivo de la vid se fue dispersando por el mundo, o más precisamente por algunas partes del mundo.

Texto: Ana Lorente

Catas: Roberta Bruno, Antonio Candelas, Nuria España, Ramón Parra, Alejandro Rodríguez Sánchez-Pardo

Porque, por encima de todo, el vino es un símbolo y, como tal, se interpreta al gusto del consumidor, del traductor de las metáforas. La civilización judeocristiana otorgó a la vid y al vino el simbolismo de fertilidad, que en definitiva no es sino la sucesión cíclica de los dos principios más profundos, más importantes: la vida y la muerte. Esa vid que aparentemente muere y resucita lo hace gracias a que contiene un principio divino, de eternidad. Ese zumo de uva que pervive tan largo tiempo, mucho más que cualquier otro zumo, es también portador de un misterio esotérico. Misterio aterrador cuando el mosto, el tranquilo zumo dulzón, cobra vida y empieza a removerse hasta bullir con violencia y estruendo. Y no digamos cuando ya en la copa produce en quien lo bebe efectos relajantes, desinhibidores, euforizantes, en fin, cuando regala la felicidad.

Cada uno de esos pasos ha vestido al vino de un endiosamiento que es el secreto de que se haya extendido, como cultivo o como copa, a todos los rincones del mundo. Y el vehículo de transmisión de esa simbología no podía ser otro que el lenguaje, la literatura, la poesía convertida en versículos, suras, haikus, en refranes, en arcaicos principios de agricultura, de enología rimada y, en último término, en canción báquica, en salmodia de borrachera.

El poder de los símbolos es más poderoso que ninguno, por eso lo utilizan como sostén propio los poderosos. De ahí que el vino se haya convertido en centro de los rituales de tantas religiones, de tantas fiestas, y que a la vez se considere un signo de clase social, de burguesía culta. Y de ahí que sigamos escribiendo sin cesar sobre él.
De principio a fin, pocos han reunido en un poema todos esos signos y significados como Neruda en su Oda al vino

 

Amo sobre una mesa,
cuando se habla,
la luz de una botella
de inteligente vino.
Que lo beban,
que recuerden en cada
gota de oro
o copa de topacio
o cuchara de púrpura
que trabajó el otoño
hasta llenar de vino las vasijas,
y aprenda el hombre oscuro
en el ceremonial de su negocio,
a recordar la tierra y sus deberes,
a propagar el cántico del fruto.

 

Ahí está todo: el vino inteligente que abre en la mesa la espita de la conversación, de la amistad, de la confidencia. Y la memoria del milagro del campo y de sus gentes, de la secular historia en que la naturaleza y la humanidad laboran juntos, de la cepa a la copa.

A veces, sin embargo, son la pura y dura información periodística o la publicidad las que se convierten en poema, cuando se escriben con vino en vez de tinta. Es el caso del coplero Alonso de Toro, que en sus pliegos de cordel da noticia de una vendimia notablemente abundante en su zona -los alrededores de Toro y Zamora- y en su tiempo, en 1531:


En Villalar y Pedrosa,
Bozales y san Román,
ya no vale el vino cosa,
casi de balde lo dan;
pues en Toro, do naciste,
hallé, en los bollos del hito,
un vino tinto bendito,
que en vuestra vida tal vistes.
En la ciudad de Zamora,
en la calle de Valvorraz,
¡Bendita nuestra Señora,
que tabernas hay asaz!
En Casaseca de Chanas
y en Casaseca de Campián,
tanto de vino nos dan,
que cantamos más que ranas.
En Corrales y en Perdigón,
y en la Fuen del Carnero,
aunque lleve el pobre un cuero,
lo henchirá sin dilación;
en Venialbo y en la Fuente
Cantalapiedra y Cantalpino,
muy alegre está la gente
que cogieron mucho vino.
Villarino y La Ribera
y la villa de Fermosel,
mucho vino, en gran manera,
y más suave que la miel.


Alonso, al que algún crítico calificó de rapsoda del vino, a menudo cobraba en especie sus versos, de modo que conocía al dedillo el precio de la jarra en cada una de las tabernas de su periplo laboral y el menudeo del mercado. Una documentación fascinante que hoy se encuentra reunida en la minuciosa recopilación de su material por parte de José Fradejas para la edición del Instituto Castellano Leonés de la Lengua. Vino, todo vino.

La publicidad, tal como se entiende actualmente, cobra también papel protagonista en la novela El Silencio de las Viñas, de Gisela Pou:

 

“El abuelo de papá cogió un carro lleno de botellas de cava y se fue a regalarlas a las puertas de los teatros de Barcelona. Aquella fue nuestra primera campaña publicitaria y aunque muchos dijeron que estaba loco, que se equivocaba, él lo hizo.
- Tu trabajo es hacer el mejor cava y el mío conseguir que se venda.
La firma Bucart quería que las ventas de cava se repartieran a lo largo de todo el año, y para eso era necesario que la promoción no se concentrara en un solo spot navideño. Xavier estaba de acuerdo en que aquel anuncio era una tradición que había que conservar, pero eso no bastaba”

 

Así, a las claras, cuando durante tanto tiempo, desde Berceo al Siglo de Oro, desde Shakespeare a Poe, el vino se ha venido vistiendo con letras de gala, con delicadas veladuras, con pícaro humor.
Y llega a ser tan desvergonzado como el que emplea un embozado enemigo -posiblemente Góngora- para criticar a sus autores coetáneos:

 

“Hoy hacen amistad nueva, más por Baco que por Febo, don Francisco de Quebebo y Félix Lope de Beba.”

 

Ese Góngora, que por otra parte no presumía de abstemio…

 

En el dedo de un doctor
engastado en oro vi
un finísimo rubí,
porque es siempre este color
el antídoto mejor
contra la melancolía;
yo, por alegrar la mía,
un rubí desaté en oro;
el rubí me lo dio Toro,
el oro Ciudad Real.
¿hice mal?

 

Así, desgranando versos, nos legan la información de las preferencias de cada época: Tinto de Toro y blancos de La Mancha, ya que Ciudad Real, como nomenclatura de vino, englobaba ese ancho territorio.
El vino que humedece las páginas de El Quijote, aunque su protagonista no lo canta sino que, confuso, lo derrama a estocadas. Para eso está su escudero, Sancho, que en esto es la personificación de su hacedor, Cervantes.

 

“Llenáronse de regocijo los pechos porque llenáronse las tazas de generosos vinos que, cuando se trasiegan por el mar, de un cabo a otro, no hay néctar que los iguale”.

 

Memoria, información, halagos, ditirambos… hacia los vinos españoles llegan pues de más allá de cuando se “trasiegan por el mar”, de la exportación, en boca de vates de la fama de Shakespeare.


“Sherry, sherry, sherry, by my troth he makes me merry”.

 

O en boca de su héroe Falstaff…

 

“Si mil hijos tuviera el primer principio humano que les enseñaría sería de abjurar de toda bebida insípida y dedicarse por entero al jerez”.

 

Lo que resulta sorprendente es cómo hilan de fino los extranjeros conocedores que saben bien seleccionar la calidad de lo que compran y beben. Un buen ejemplo es Alan Poe, en El Barril de Amontillado.

 

“Fortunato, como todos sus compatriotas, era un verdadero charlatán; pero en cuanto a vinos añejos, era sincero...
-Querido Fortunato -le dije en tono jovial-, éste es un encuentro afortunado. Pero ¡qué buen aspecto tiene usted hoy! El caso es que he recibido un barril de algo que llaman amontillado, y tengo mis dudas.
-¿Cómo? -dijo él-. ¿Amontillado? ¿Un barril? ¡Imposible! ¡Y en pleno Carnaval!
-Por eso mismo le digo que tengo mis dudas -contesté-, e iba a cometer la tontería de pagarlo como si se tratara de un exquisito amontillado, sin consultarle. No había modo de encontrarle a usted, y temía perder la ocasión. Pero como supuse que estaba usted muy ocupado, iba ahora a buscar a Luchesi. Él es un buen entendido. Él me dirá...
-Luchesi es incapaz de distinguir el amontillado del jerez.”

 

En el mismo sentido, en El Conde de Montecristo se escenifica el momento en que el conde da a elegir a un buen conocedor, Cavalcanti, entre Oporto, Jerez y Fondillón, y este se decanta por el excelso dulce alicantino que en la época era posiblemente el vino más caro del mundo. Sorprende porque su autor, Dumas, se muestra mas bien crítico y chauvinista a la hora de juzgar los condumios en su viaje a España.

 

“Bautista entró con los vasos, el vino y los bizcochos.
El conde llenó un vaso y vertió en el segundo algunas gotas del rubí líquido que contenía la botella cubierta de telas de araña y de todas las señales que indican lo añejo del vino. El mayor tomó el vaso lleno y un bizcocho.
El conde mandó a Bautista que colocase la botella junto a su huésped, que comenzó por gustar el Alicante con el extremo de sus labios, hizo un gesto de aprobación, a introdujo delicadamente el bizcocho en el vaso.”

 

Claro que incluso al entusiasta Shakespeare se le conoce algún desliz, alguna infidelidad a la exclusividad del Jerez. La cuenta John Keats, aludiendo al poema de Jonson en Lines on the Mermaid Tavern. La plasma en pintura John Faed en un cuadro de 1850, Shakespeare y sus amigos en la Taberna de la Sirena. Y la recrea una publicación neoyorquina como un retrato de las tertulias literarias de la londinense Taberna de la Sirena.

 

“Sir Walter Raleigh, antes de verse envuelto en problemas políticos, organizó encuentros regulares de los ingenios de su época, que se reunieron en La Sirena, una popular taberna de Londres por esa época. Alrededor de esta mesa redonda, reunió más genio y talento de que lo que antes el mundo había visto y, probablemente, jamás volverá a ver”.

 

Entre los asistentes habituales estaban Selden, Beaumont, Fletcher, Ben Jonson y Shakespeare. Jonson era, sobre todo, un calavera y, sin lugar a dudas, el más ruidoso de la tertulia. El viejo Ben ostentaba cierto carácter fanfarrón que producía un sutil contraste con la conducta de sus compañeros. Podemos imaginarle con Shakespeare a un lado y Raleigh al otro, cantando una de sus canciones, y poniendo un énfasis particular en estos versos:

 

“Pero lo que más nos inspira a mi musa y a mí
 es una fina copa de rico Canary Wine,
 que es de la Sirena por ahora, pero que pronto será mío”.

 

Entonces la Señora Quicky, perteneciente al establecimiento, aparecería con el nombrado vino canario, tal vez importado en uno de los propios barcos de Raleigh, mientras que el filosófico y poético navegante detallaría a los miembros del club las maravillas que había presenciado en sus muchos viajes, las cosas extrañas que había encontrado en las plantaciones de Virginia y las probabilidades que existían de realizar su sueño de encontrar El Dorado.”

 

Los vinos canarios son realmente un referente de la época por su predilección en Inglaterra. Se exportaban en abundancia y despertaban a las musas cuando su memoria de sol arribaba al país de las nieblas. En la tertulia, el promotor era realmente Ben Jonson, y su pasión por el Canary Wine llegó a tanto que al ser elegido oficialmente Poeta Laureado pidió como premio que el gobierno le hiciera llegar una barrica (una pipa) como provisión junto a su pensión anual.
Manuel Mora Morales, estudioso como nadie de las Canarias, se quejaba en un documentado artículo por la omisión culposa de los vinos de su tierra en numerosas traducciones de clásicos ingleses al español, donde Canary Wine se convierte en un genérico “vinos españoles”, beneficiando de esa forma tramposa a los vinos de otras zonas de España.
Ojo pues. Siempre es mejor acudir a las fuentes originales.
Por supuesto que no es fácil cuando se trata, por ejemplo, de la Biblia en arameo, en griego clásico o en viejo latín, de donde proceden tantas y tantas citas memorables en torno al vino, como la primera aparición del vino en la literatura con la consabida borrachera de Noé o el realismo de los Proverbios.

 

¿Para quién son los lamentos? ¿Para quién los pesares?
¿Para quién son los pleitos? ¿Para quién las quejas?
¿Para quién son las heridas gratuitas?
¿Para quién los ojos morados?
¡Para el que no suelta la botella de vino
ni deja de probar licores.

 

O el sempiterno maridaje de vino y amor que tiene su cumbre en el Cantar de los Cantares:


‘Subiré a la palmera, para poder recoger los ramos de dátiles. Y, por favor, háganse tus pechos como racimos de la vid y la fragancia de tu nariz como manzanas, y tu paladar como el mejor vino que va bajando con suavidad para mi amada, que fluye dulcemente sobre los labios de los durmientes.”

 

“Yo te llevaría, te metería en casa de mi madre; Tú me enseñarías, y yo te haría beber vino adobado del mosto de mis granadas.”

 

Pero el vino y las religiones exigen capítulo aparte que, eso sí, puede tener un aperitivo entre los textos expurgados hoy de libros profanos. Los descarados versos de Al Ajtal, un cristiano acogido al mecenazgo de un califa en el siglo VIII canta a pleno pulmón:

 

No quiero ayunar en Ramadán
Ni comer la carne de los sacrificios.
Jamás me levantaré como los demás
A la llamada de la oración
Sino que seguiré bebiendo vino
Y me postrare al brillar la mañana”
O el persa musulmán Abu Nawas
Mi agua es mi vino, mi aperitivo los besos
Cuando me preguntaron ¿Quieres peregrinar a La Meca?
Respondí: Sí, cuando se agoten los placeres de Bagdad.
Si no salgo de la casa de la alcahueta o el vinatero
¿Cómo voy a peregrinar?

 

A la vista está: para el vino no ha habido fronteras, ni las habrá. Como no las hay para las letras, aunque cada cantor profese los estrechos límites de una lengua. Y es que letra y vino tienen vocación de eternidad.

 


Reserva Real Cuvée de Prestige
D.O.P. Cava
Freixenet.
Tel. 938 917 000.
Buena presencia en aromas, complejo y con mucha delicadeza (panadería, heno fresco y manzanilla). La burbuja es de una finura excepcional y el paso de boca es equilibrado, intenso en recuerdos de crianza y con un final largo y elegante.

“Mientras que vinos espumosos vierte, nuestra antigua amistad, en este día, y con alegres brindis se divierte; y en raudales se escapa la armonía; y la insaciable gula se despierta; y va de flor en flor la poesía”.
Nigromante, Ignacio Ramirez


Finca La Meda Roble 2012
D.O.P. Toro
Tinta de Toro.
Pagos del Rey.
Tel. 980 698 023.
Los detalles de fruta roja fresca se ven matizados por un toque especiado (pimienta) y un fondo dulce de la madera. En boca es amable, con un tanino apacible y buena acidez que sostiene la sensación frutal. Final con un punto amargoso.

“¿Pues, vino? ¿No me sobraua de lo mejor que se beuía en la ciudad, venido de diuersas partes, de Monuiedro, de Luque, de Toro, de Madrigal, de Sant Martín e de otros muchos lugares, e tantos que, avnque tengo la diferencia de los gustos e sabor en la boca, no tengo la diuersidad de sus tierras en la memoria”.
La Celestina, Fernando de Rojas


El Ciruelo 2012
D.O.P. Valle de la Orotava
97% Listán Negro, 3% Listán Blanco.
Propiedad Vitícola Suertes del Marqués.
Tel. 922 539 625. (más de 20 €)
Desarrolla una amplia gama de matices tras un tiempo en la copa. Notas de incienso, pólvora y un fondo de fruta tropical. Paladar amable con buena mineralidad y una acidez sostenida y bien integrada.

El Ancón Tinto Joven
D.O.P. Ycoden-Daute-Isora
Listán Negro.
Bodegas Insulares de Tenerife
Tel. 922 122 395.
Es una delicia disfrutar con el exotismo de estos vinos. Los aromas de fruta tropical, flores, grafito y cenizas marcan el carácter de la intensa fase olfativa. Tacto sedoso, con un tanino ajustado y buenas sensaciones frutales matizadas con algún toque vegetal. De posgusto largo.

“Shallow– Un buen pícaro, un buen pícaro, un buen pícaro, sir Juan... ¡Por la misa que he bebido demasiado Canarias en la cena!... (cantando). Dad vino a maese Bardolf, Davy.

Davy– Amable señor, sentaos...

Shallow– Alegraos, maese Bardolf”.
Enrique IV, William Shakespeare

 


Fino CB Alvear
D.O.P. Montilla-Moriles
Pedro Ximénez.
Alvear.
Tel. 957 650 100. (4 -7 €)
Nariz delicada e interesante en matices de infusión, almendrados y tostados. En boca es sedoso, con recuerdos de bota y un paso con muy buen carácter de fino de interior. Al final queda una grata sensación ahumada.

Amontillado Sublime Robles
D.O.P. Montilla-Moriles
Pedro Ximénez.
Bodegas Robles.
Tel. 957 650 063. (hasta 4 €)
Destacan los matices del tostado de la bota y un fondo de frutos secos (avellanas). Intensidad media -tanto en aromas como en sensaciones- con un punto dulzón en boca que envuelve al resto de matices.

Gran Barquero Amontillado
D.O.P. Montilla-Moriles
Pedro Ximénez.
Pérez Barquero.
Tel. 957 650 500. (10 - 15 €)
Intenso en aromas de gran franqueza (lacas, almendras amargas, mieles). Durante el paso de boca se perciben infinidad de matices que van desde los tostados de la barrica hasta una elegante sensación especiada.

 

“La cena fue mejor de lo que yo esperaba.Sirviéronnos, en una mesita de un pie de alto, un viejo gallo en pepitoria con arroz y muchos pimientos, después pimientos fritos y, finalmente, gazpacho, hecho también con pimientos. Tres platos con tanta especia obligáronnos a recurrir a menudo a un pellejo de vino de Montilla, que pareció delicioso”.
Carmen, Próspero Menimée

“Pero así como hay paladares indiferentes al buen vino, que no saben apreciar ni tan siquiera un amontillado. Del mismo modo deben existir almas insensibles a las que no agradan los mejor valores de la humanidad”.
El Timador, Herman Melville

 


Néctar Pedro Ximénez
D.O.P. Jerez
Pedro Ximénez.
González Byass.
Tel. 956 357 000. (más de 20 €)
Predominan las notas de hierbas aromáticas de monte bajo, cereal y toques yodados que aportan carácter salino. Paso de boca denso, sabroso, con recuerdos de azúcar tostada y uva pasa.

“Sherry, sherry, sherry, by my troth he makes me merry”.
William Shakespeare


Obispo Gascón
D.O.P. Jerez
Palomino.
Antonio Barbadillo.
Tel. 956 385 500. (más de 20 €)
Aromas punzantes de avellana y tostados de la bota con buena intensidad. En boca, una sensación amargosa envuelve a los recuerdos delicados de la barrica y de la larga crianza.

“De aquel jarro de vino, que a nadie perjudica llena tu copa y bebe, y sírveme a mi otra, muchacho, antes de que haga, sin prestar atención, con tu tierra y la mía un jarro el alfarero”.
Omar Kayyam

 


La Ina Fino Sherry
D.O.P. Jerez
Palomino Fino.
Lustau.
Tel. 956 341 597. (4 -7 €)
Mantiene una línea deliciosa en la que los aromas de almendra amarga, infusión y levadura de flor definen la fase olfativa. En el paladar, seco durante el el recorrido, fresco, gustoso y con un final en el que los tostados de la bota permanecen.

 

“Para no sentir el horrible peso del tiempo sobre sus espaldas, hay que embriagarse sin tregua. De vino, de poesía o de virtud, a vuestra elección. Pero embriáguese” .
Charles Baudelaire.

 


El Vino del Buen Amor 2011
D.O.P. Toro
Tinta de Toro.
Viña Zangarrón.
Tel. 619 14 90 62. (10 - 15 €)
Expresivo en aromas de fruta negra madura bien matizados por unos detalles de cacao y regaliz. La finura que se percibe en boca es su gran virtud. Recorrido frutoso, equilibrado y largo.

“Vinum bonum letificat/ vinum mentem glorificat/ Vinum virtutem dupplicat/ si sobrie bibatur” .
Libro de Buen Amor,
Arcipreste de Hita

 


Rojo y Negro 2009
D.O.P. Alicante
Giró.
Bodegas Gutiérrez de la Vega.
Tel. 966 403 871. (7 - 10 €)
Buena integración de aromas de mermelada de frambuesa, balsámicos y roble. En boca es fluido, con un recorrido en el que la madera se hace más presente y hay cierta calidez al final.

 

“La pequeña ciudad de Verrières puede pasar por una de las más lindas del Franco Condado. Sus casas, blancas como la nieve y techadas con teja roja, escalan la estribación de una colina, cuyas sinuosidades más insignificantes dibujan las copas de vigorosos castaños...”.
Rojo y Negro, Stendhal

 


Libro Siete. Las Luces 2007
D.O.P. Vinos de Madrid
Garnacha.
Las Moradas de San Martín.
Tel. 691 676 570.
Expresión de la zona con los matices de fruta negra madura. Notas anisadas, licorosas y toque mineral que da elegancia. Franco, estructurado, gustoso y equilibrado. Perfecto para combinar con la gastronomía de la zona.

 

“Está como un serafín diziendo ya: 'Oxalá estuviese San Martín adonde mi casa está” .
La Beoda, Jorge Manrique

 


Pago del Vicario Corte Dulce
V.T. Castilla
Chardonnay, Sauvignon Blanc.
Pago del Vicario.
Tel. 926 666 027. (7 - 10 €)
De un llamativo color amarillo casi limón, en nariz destacan sus aromas tropicales y en el paladar es fresco, frutal y ligeramente dulce. Perfecto para acompañar el aperitivo.

 

“Ni se vende aquí mal vino; que a falta de Ribadavia, Alaejos, Coca y Pinto, en Yepes y Ciudad Real,
San Martín y Madrigal, hay buen blanco y mejor tinto”
La Villana de La Sagra,
Tirso de Molina

 


Finca Sobreño Crianza 2010
D.O.P. Toro
Tinta de Toro.
Bodegas Sobreño.
Tel. 980 693 417. (7 - 10 €)
La frutosidad se muestra comedida por estar envuelta en unas notas de la madera que destacan. Abocado al paladar con una sensación licorosa que termina en un final cálido.

 

“Cuál es aquel poderoso/que desde oriente a Occidente/ es conocido y famoso?
A veces, fuerte y valiente, /Otras, flaco y temeroso;
Quita y pone la salud, Muestra y cubre la virtud en muchos, más de una vez”.
La Galatea, Miguel de Cervantes

 


Cordillera Carignan 2008
Chile
Carignan.
Miguel Torres.
Tel. 938 177 400. (más de 20 €)
En nariz es serio, con aromas bien dispuestos e integrados de fruta roja y negra en licor, especiados, ahumados y un punto mentolado que agrada. Sabroso, estructura noble y una golsidad que se va mostrando en el paso de boca.

 

“El vino mueve la primavera, crece como una planta la alegría. Caen muros, peñascos, se cierran los abismos, nace el canto.”
Pablo Neruda

 


Tostado Alma de Reboreda
D.O.P. Ribeiro
Bodegas Campante
Treixadura
Tel. 988 261 212.
La dificultad de su elaboración se recompensa con creces por su maravillosa expresión aromática. Color ambarino muy atractivo, aromas de fruta pasificada (orejones, dátiles), toque especiado, canela. En boca, envolvente y delicado, dulzor bien equilibrado por su potente acidez, suave y armonioso.

 

Con un añejo tostado emborrachan entre risas a Perucho, “rapazuelo de tres a cuatro años”, hijo espurio del marqués don Pedro Moscoso. Y, a las protestas de Julián, joven sacerdote abstemio que presencia tan lamentable escena, le responde el capellán -sobrado bebedor de dicho noble-: “El vino alegra el corazón... El que no bebe no es hombre”.
Los pazos de Ulloa,
Emilia Pardo Bazán

 


Fagus de Coto de Hayas 2011
D.O.P. Campo de Borja
Garnacha.
Bodegas Aragonesas.
Tel. 976 862 153. (más de 20 €)
Destaca la presencia de la madera en forma de notas balsámicas, tostados y café. En boca resulta muy goloso, casi abocado, con cierta frutosidad en forma de mermelada de arándanos.

 

“Tinto o blanco ¿Qué te apetece? – Sorpréndeme. Alex asintió como si fuera un reto y no dudó en aceptarlo. – Entonces de te voy a servir un Fagus…
Ella obedeció mientras veía como su anfitrión sacaba dos grandes copas de  uno de los armarios y los colocó sobre la mesa….”
El Bufete,
Borja Martinez Echevarría,
III Premio Abogados de Novela

 


Gran Caus Blanco 2011
D.O.P. Penedès
Xarel·lo, Chardonnay, Chenin Blanc.
Can Ràfols dels Caus.
Tel. 938 970 013. (15 - 20 €)
Aromas delicados de flores amarillas, heno y hierba seca. Al fondo, un toque frutal en forma de notas de albaricoque. Entrada untuosa, equilibrada y final ligeramente amargoso con buena sensación frutal.

 

- Todos los veranos de mi infancia y juventud estuvimos viniendo a esta finca. Pasábamos las vacaciones trabajando, construyendo y ampliando la casa: plantamos la viña [...]. Aquellos bosques forman parte de una extensa cordillera que es el hermoso parque natural del Corredor y el Mont Negre. [...]
Francis alargó la mano, por debajo de una parra, y recogió con gran cuidado un racimo de uva, lo depositó sobre la palma de su mano, con los dedos algo separados en una posición paternal donde el racimo se sintió triste pero relajado.
Jorge Petri (sin título)

 


Care XCLNT 2010
D.O.P. Cariñena
Garnacha, Syrah,
Cabernet Sauvignon.
Bodegas Añadas.
Tel. 976 793 016. (más de 20 €)
Aromas de fruta negra muy madura con un toque balsámico y herbáceo que quiere refrescar el conjunto. Marcada sensación abocada a lo largo del recorrido que muestra matices de fruta en sazón y final cálido.

 

“Serena, escúchame, Magdalena, porque no fui yo... no fui!

Fue el maldito cariñena, que se apoderó de mí”
La Venganza de Don Mendo, Pedro Muñoz Seca

 


Monasterio de las Viñas 2006
D.O.P. Cariñena
Garnacha, Tempranillo, Cariñena.
Grandes Vinos y Viñedos.
Tel. 976 621 261. (4 -7 €)
Interesante en nariz por mostrar unos delicados aromas de tierra mojada, balsámicos, encurtidos y especiados. Al final sale la fruta negra en confitura. Sedoso en boca, paso elegante, buena acidez y un paso algo ligero.

 

“Esto quita la tristeza del corazón, más que el oro y el coral; esto da esfuerzo al mozo e al viejo fuerza; pone color al descolorido, coraje al couarde, al floxo diligencia; conforta los celebros; saca el frío del estoómago; quita el hedor del anélito; haze potentes los fríos; haze sufrir los afanes de las labranzas; a los cansados segadores haze sudar toda agua mala; sana el romadizo e las muelas; sotiénese sin heder en la mar, lo qual no haze el agua. Más propiedades os diría de ello que todos teneis cabellos.”
La Celestina, Fernando de Rojas

 


Viña Urbezo 2013
D.O.P. Cariñena
Garnacha, Merlot y Syrah.
Bodegas Solar de Urbezo.
Tel. 976 621 968. (4 -7 €)
Ligero en boca con recuerdos lácteos que concluyen en un amargor final. Recorrido algo tánico y matices florales en una nariz de cierta intensidad.

Juan: ¿Pues no tembláis?
Centellas: Confieso/ que en tanto que no di en eso/ tuve un poco de aprensión…
Juan: Pues yo volveré /contra el inventor el miedo./Mas sigamos con la cena/ vuelva cada uno a su puesto/… Cariñena/ Sé que os gusta, capitán.
Centellas: ¡Como que somos paisanos!
Don Juan Tenorio, José Zorrilla

Modificado por última vez en

Deja un comentario

Asegúrese de rellenar los campos obligatorios.

cintillo buscador web
publicidad

Warning: tempnam() [function.tempnam]: open_basedir restriction in effect. File(/tmp) is not within the allowed path(s): (/home/mi013rz5/www/home/) in /home/mi013rz5/www/home/modules/mod_flexi_customcode/helper.php on line 17

Warning: fopen() [function.fopen]: Filename cannot be empty in /home/mi013rz5/www/home/modules/mod_flexi_customcode/helper.php on line 18

Warning: fwrite() expects parameter 1 to be resource, boolean given in /home/mi013rz5/www/home/modules/mod_flexi_customcode/helper.php on line 19

Warning: fclose() expects parameter 1 to be resource, boolean given in /home/mi013rz5/www/home/modules/mod_flexi_customcode/helper.php on line 20

Warning: include_once(/home/mi013rz5/www/home/plugins/system/shlib/shl_packages/ZendFramework-1.11.7-minimal/library) [function.include-once]: failed to open stream: Operation not permitted in /home/mi013rz5/www/home/modules/mod_flexi_customcode/helper.php on line 21

Warning: include_once() [function.include]: Failed opening '' for inclusion (include_path='/home/mi013rz5/www/home/plugins/system/shlib/shl_packages//ZendFramework-1.11.7-minimal/library:.:/usr/local/lib/php') in /home/mi013rz5/www/home/modules/mod_flexi_customcode/helper.php on line 21

Warning: unlink() [function.unlink]: Unable to access in /home/mi013rz5/www/home/modules/mod_flexi_customcode/helper.php on line 22

Contactar

Email:
Asunto:
Mensaje
Anti-Spam: ¿Cuál es la capital de España?

OpusWine S.L.
Camino de Húmera, 18-E
Colonia Los Ángeles
28223 Pozuelo de Alarcón (Madrid)
Tel. 915 120 768

Fax. 915 183 783
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Copyright 2017. Es una publicación de OpusWine S.L | Powered by Activa10